EJERCICIOS DE GRUPO PÁG. 51

1. Buscad información en Internet para realizar un trabajo sobre los sistemas de posicionamiento global (GPS).

– Es un Sistema Global de Navegación por Satélite que permite determinar en todo el mundo la posición de un objeto cualquiera, con una precisión hasta de centímetros, aunque lo habitual son unos pocos metros.

Aunque su invención se atribuye a los gobiernos francés y belga, el sistema fue desarrollado e instalado, y actualmente es operado, por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

El GPS funciona mediante una red de 24 satélites operativos y 3 de respaldo en órbita sobre el globo, a 20.200 km, con trayectorias sincronizadas para cubrir toda la superficie de la Tierra.

Cuando se desea determinar la posición, se localiza automáticamente mediante tres satélites que reciben la posición de cada uno de ellos, realizando una “triangulación”. Se basa en determinar la distancia de cada satélite respecto al punto de medición. Conocidas las distancias, se determina fácilmente la propia posición relativa respecto a los tres satélites.  También se consigue una exactitud extrema en el reloj del GPS, similar a la de los relojes atómicos que llevan a bordo cada uno de los satélites.

La antigua Unión Soviética tenía un sistema similar llamado GLONASS, ahora gestionado por Rusia.

Actualmente la Unión Europea está desarrollando su propio sistema de posicionamiento por satélite, denominado Galileo.

– Debido a que en 1957 la URSS. lanzó al espacio un satélite denominado Sputnik I, se pensó que se podía conocer la localización exacta de una persona, provocando que EE.UU. aplicase dicha tecnología con la que recibían datos cada 40 minutos.

En 1994 este país ofreció este servicio a la OACI (Organización de las Naciones Unidas encargada de la aviación) y está aceptó.

– El funcionamiento se basa en que el receptor GPS mide su distancia a los satélites, y usa esa información para calcular su posición, y cada satélite indica que el receptor se encuentra en un punto en la superficie terrestre.

– La fiabilidad de los datos es de entre 15 y 100 m. de error, pudiendo ser una de las fuentes de error el atraso de la señal.

Algunos teléfonos móviles pueden vincularse a un GPS mediante la utilización de bluetooth, o incluidos en el propio móvil.

– Aplicaciones:

– Navegación terrestre, marina y aérea.

– Topografía y salvamento.

– Geomática, o conjunto de ciencias que integran almacenamiento y análisis de información geográfica.

– Gestión y seguridad de flotas.

– El grado de error varía entre los 15 y los 20 metros.

Funcionamiento de un GPS.

2. Representad las instalaciones básicas de un sistema de comunicación de telefonía móvil.

Señalización de colores:

– Telefonía fija: blanco           – Centro de conmutación (MSC): rojo

– Estaciones de control básico (BSC): rosa          – Estaciones base transceptoras (BTS): verde

– Estaciones móviles (teléfonos): magenta          – Central de red telefónica conmutadora (CRTC): turquesa

– BSC: verde claro          – MSC: azul claro          -BTS: gris

– Satélite.          – EM (telefonía móvil)

3. Citad los distintos métodos de propagación de las ondas electromagnéticas y realizad un dibujo descriptivo.

– Ondas de superficie: son las que se propagan a través de la corteza terrestre.

– Ondas reflejadas sobre el suelo: son las que viajan a través del aire en línea recta y se reflejan en la superficie terrestre.

– Ondas directas: son aquellas que transcurren de antena de emisor a antena del receptor sin tocar terreno ni ionosfera.

– Ondas reflejadas sobre la ionosfera: son aquellas que se reflejan en esta capa de la atmósfera.

4. Con un teléfono móvil en desuso, analiza las funciones básicas que realiza para transmitir y recibir señales. Posteriormente comparadlo con un móvil actual.

Teléfono móvil en desuso: se encuentra en la cara del móvil el teclado, del display y de las teclas de función.

Tras desmontarlo, se ve la presencia de un pequeño altavoz en la parte inferior, y sobre ésta una batería, que tras quitarla, se encuentra la tarjeta SIM (que almacena la clave de acceso del usuario).

En la parte superior, bajo una carcasa, se encuentra la amplificación y demodulación de la señal recibida.

Por último, al volverlo a montar, se intuye la localización de los circuitos de control de recepción en la zona superior y en la inferior de los circuitos de control de emisión.

Teléfono móvil actual: sin duda alguna de forma más compleja. Con la posibilidad de que sea de tapa, la cámara pude tener hasta 2 megapixels (de mayor calidad que en el anterior móvil). Al abrirle, en la zona superior se encuentra una pantalla de mayor tamaño, y en la parte inferior el teclado y las teclas de función.

Con diferencia a un móvil antiguo en el que el conector USB (para cargar) se encuentra en la parte más baja, en un móvil actual, generalmente, se sitúa en una de las zonas laterales.

5. En la actualidad, la variedad de satélites artificiales que rodean la tierra es sorprendente. Como ya sabeís, los satélites se pueden clasificar atendiendo a su órbita (de órbita geostacionaria, órbita baja “LEO”…) o su finalidad (de telecomunicaciones, meteorológicos, militares…).

Completad en grupo la clasificación anterior. Posteriormente, cada miembro deberá seleccionar uno de los satélites de su clasificación y realizar un trabajo sobre él.

Según su órbita pueden ser:

– (Por centro) Galactocéntrica.          – (Por altitud) Baja terrestre.          – (Por inclinación) Inclinada.

– Heliocéntrica.                                 – Media terrestre.                          – Polar.

– Geocéntrica.                                   – Alta terrestre.                             – Polar heliosíncrona.

– Areocéntrica.

Según su misión se dan:

– Meteorológicos.                    – Armas antisatélite.

– Biosatélites.                          – Astronómicos.

– De energía solar.                  – De comunicaciones.

– De observación terrestre.     – De navegación.

Satélite meteorológico: tipo de satélite artificial utilizado para supervisar el tiempo atmosférico y el clima de la Tierra. Son capaces de ver los fuegos, contaminación, auroras, tormentas de arena y polvo, corrientes del océano, etc. Las imágenes obtenidas por los satélites meteorológicos han ayudado a observar la actividad de volcanes como el Monte Etna o el humo de los incendios del oeste de Estados Unidos como Colorado y Utah.

Otros satélites pueden detectar cambios en la vegetación de la Tierra, el estado del mar, el color del océano y las zonas nevadas. En 2002, el derrame de petróleo del Prestige en el noroeste de España fue recogido por el satélite europeo ENVISAT que dispone de un equipo que puede ver los cambios en la superficie del mar.

El agujero de ozono de la Antártida es dibujado a partir de los datos obtenidos por los satélites meteorológicos. De forma agrupada, los satélites meteorológicos de China, Estados Unidos, Europa, India, Japón y Rusia proporcionan una observación casi continua del estado de la atmósfera.

El primer satélite meteorológico fue lanzado en 1959 por EE. UU. y fue diseñado para medir la capa de las nubes.

Pero el primer satélite meteorológico lanzado con éxito se produjo en 1960 por la NASA, cuya técnica y tecnología la han heredado la mayoría de satélites especializados en este apartado.

Existen principalmente dos tipos:

– Geostecionarios: orbitan alrededor de la Tierra sobre el ecuador a unas altitudes de 35.880 km., permaneciendo estáticos respecto al movimiento de rotación terrestre y pudiendo grabar o transmitir imágenes del hemisferio que tienen debajo continuamente con su sensores de luz visible.

En los medios de noticias se suelen utilizar fotografías geoestacionarias para sus pronósticos.

Existen varios satélites: dos perteneciente a EE. UU. y que se encuentran sobre el río Amazonas y sobre el océano Pacífico, Japón dispone de otro y Europa dispone de tres (sobre el Atléntico y sobre el índico). También disponen de ellos China, India y Rusia.

– Polares: rodean la Tierra a una altitud de 850 km de norte a sur o viceversa, pasando sobre los polos en su vuelo. Pueden observar cualquier lugar de la Tierra y ver dos veces al día un lugar con las mismas condiciones generales de luz debido al tiempo solar casi constante. Además, ofrecen mayor resolución que los geoestacionarios debido a su cercanía con la Tierra.

De éstos tan sólo disponen EE. UU. (2), Rusia y China.

Las imágenes de infrarrojos y luz visible muestran los efectos de la polución en las distintas zonas de la Tierra. Se pueden observar la contaminación aérea de cohetes y aviones, como las estelas producidas.

De igual manera, con la observación de las luces de la ciudad se puede determinar su crecimiento, además de medir la contaminación lumínica. Para la lucha contra incendios, los satélites meteorológicos. El uso de sus cámaras de infrrarojos permiten observar las zonas calientes que pueden ser focos de incendios. Una vez detectado un incendio, los satélites también dispondran de datos sobre el viento para averiguar hacía donde se puede extender, sirviendo también las imágenes para prever cuando lloverá sobre esa zona.

Algunas imágenes de satélite se han convertido en populares por su aspecto dramático. Entre ellas se dan las imágenes recogidas durante la Guerra del Golfo con el incendio de los pozos petrolíferos de Kuwait, o las fotografías que muestran el globo de noche con la luz artificial de las ciudades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: